• Cristina

EMDR

Actualizado: 21 de abr de 2020

EMDR es una de las técnicas psicológicas más eficaces e innovadoras para el tratamiento del trauma; es decir aquellas experiencias en la vida que han dejado una huella negativa y que están afectando el bienestar emocional de la persona. EMDR es una psicoterapia avanzada ya que no es necesario explorar durante años el pasado para obtener resultados terapéuticos visibles, con cambios evidentes y perdurables en el tiempo.

Está dirigido a todas las personas, adultos, adolescentes o niños. Sin embargo, será en consulta cuando haremos una valoración de si es el método más adecuado para la persona que solicita ayuda. Por ello, es importante que sea aplicada por aquellos profesionales (psicólogos o psiquiatras) con experiencia en psicoterapia que han adquirido la formación adecuada.

Es un método terapéutico integrador avalado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y considerado en la actualidad el mejor tratamiento para el Trastorno de Estrés Postraumático (TEPT) tanto por la efectividad como por la velocidad en el tratamiento del trauma. El método fue creado en 1987 por la Dra. Francine Shapiro, y las investigaciones de los últimos años lo convierten en uno de los tratamientos con mayores estudios de validación científica.


Aunque inicialmente era utilizado para tratar el Trastorno de Estrés Postraumático (TEPT), en la actualidad ha demostrado ser eficaz en el tratamiento de problemas de ansiedad, fobias, adicciones, depresión, ataques de pánico, duelos no resueltos, obsesiones, incidentes traumáticos de la infancia o actuales.

También se usa EMDR para tratar los problemas de autoestima, falta de confianza como miedo a hablar en público, para el rendimiento en el trabajo, en los deportes o para desarrollar habilidades creativas, aumentando las capacidades personales.

Las siglas EMDR vienen del inglés Eye Movement Desensitization and Reprocessing que significan Desensibilización y Reprocesamiento mediante movimientos de los ojos.

Desensibilizar significa reducir la perturbación asociada a esa experiencia, y Reprocesar es trabajar la comprensión de ese recuerdo traumático de modo que sea más adaptativo para la persona.

Mediante la Terapia EMDR el cerebro puede llegar a cambiar el aprendizaje a nivel emocional y sensorial, donde se quedó fijado y bloqueado el hecho traumático. Esto no quiere decir que se borre lo que pasó, sino que se podrá recordar como un hecho que sucedió pero que ya no afecta en el presente con la misma carga emocional y consecuente angustia y dolor.


A través de una serie de ejercicios lo que se consigue es estimular y establecer una conexión entre ambos hemisferios cerebrales integrando la parte derecha más emocional con la izquierda más cognitiva y que es la que da significado a la experiencia.

Aunque se considera una intervención breve si la comparamos con otras más tradicionales, la duración del tratamiento dependerá del tipo de problemática que presente la persona, las circunstancias vitales, o la duración del trastorno o trauma sufrido.

Las sesiones de psicoterapia habituales suelen durar una hora, sin embargo, para poder aplicar adecuadamente EMDR el tiempo de sesión es de una hora y media.

Cristina Ureta es Certificada por la Asociación de EMDR España y EMDR Europe.

27 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo