• Cristina

6 claves simples para el control de la ira:

1.- En un momento de rabia y enfado, es fácil decir algo de lo que luego te arrepentirás. ¡Cuidado!


2.- Tómate unos momentos para ordenar tus pensamientos antes de decir algo, y permite que las otras personas involucradas en la situación hagan lo mismo.


3.- En lugar de concentrarte en lo que te molestó, centra tu energía en resolver el problema en cuestión y encontrar posibles soluciones. Eso sí, una vez que la intensidad de la ira ha bajado. De no ser así, las posibles soluciones que elijas pueden ser dañinas para ti y para otros.


4.- Por ello, debes tomarte antes un tiempo para reflexionar para conseguir descansar y relajarte. A través de técnicas de relajación, mindfulness, visualización o hipnosis, mis pacientes sienten un antes y un después en el manejo del control de su ira, tras varias sesiones de trabajo conjunto. Por supuesto, el deporte es una herramienta maravillosa también para calmar la ira y llegar a otro estado de calma, para después buscar soluciones.


5.- Muy importante, no acumules frustración, ira y malestar mucho tiempo, sin expresar lo que te está pasando, ya que la explosión de ira será más descontrolada.


6.- Tan pronto como sientas que puedes pensar con claridad, expresa tu frustración de una manera asertiva. Nunca de forma agresiva o confrontativa generando de nuevo más ira y alejándonos del objetivo. Comunica tus preocupaciones y necesidades de manera clara y directa, sin herir a los demás ni tratar de controlarlos. Todo esto que te parece complejo, se aprende mediante herramientas que se entrenan y los resultados, los sentirás en la mejora de tu calidad de vida y tus relaciones personales.

Un saludo. Cristina Ureta.



9 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo